OTOPLASTIA

Otoplastia

Son candidatos para una otoplastia todas aquellas personas que se encuentren a disgusto con el tamaño, posición o forma de sus orejas. En el caso de los niños, lo más recomendable es observar su comportamiento en relación a las mismas, sin forzarles, hasta que ellos manifiesten un rechazo.

La otoplastia es el nombre que recibe la cirugía que se realiza para colocar las orejas despegadas o de «soplillo» en una posición más cercana a la cabeza, o para reducir el tamaño de orejas grandes. Las orejas han crecido casi

completamente a los cuatro años, por lo que la intervención puede realizarse a partir de esta edad. Se trata de una intervención solicitada con frecuencia por los problemas psicológicos y sociales que conlleva. Sus resultados son permanentes.

La operación

¿Cómo se realiza?

Otoplastia
¿Cómo será la primera consulta con el cirujano?

El Dr. Florencio Monje evaluará el problema e indicará la técnica más efectiva para cada caso.

 

Dará instrucciones sobre cómo prepararse para la cirugía.

 

Es necesario dejar de fumar e interrumpir la toma de medicamentos que alteren la coagulación de la sangre (aspirina, clopidogrel, sintrom u otros).

¿Cómo es la intervención?

La otoplastia se realiza perfectamente con anestesia local con o sin sedación (inyectar un medicamento que deja medio dormido).

 

Su duración es de aproximadamente dos horas.

 

El paciente podrá irse a su domicilio el mismo día.

Después de la operación

Otoplastia
Otoplastia
El post-operatorio no es nada doloroso. El paciente suele tener que llevar cubierta la zona operada, con un vendaje elástico (cinta de deportista), por un periodo de entre 6 y 8 semanas.